Con efectos desde el 2 de Enero de 2018, en el caso de adquisiciones inter vivos formalizadas en documento público solo se tendrá derecho a la deducción de la cuota tributaria, aplicable por los sujetos de los grupos de parentesco Grupo I (descendientes y adoptados menores de veintiún años) y Grupo II (descendientes y adoptados de veintiuno o más años, cónyuges, ascendientes y adoptantes), en los siguientes porcentajes:

– Si la base liquidable es inferior o igual a 500.000 euros: 99%
– Si la base liquidable es superior a 500.000 euros: 98%.

En el caso de que no se formalice en documento público, se aplicarán los porcentajes vigentes en función de los importes donados.

Si las donaciones o cualquier otra transmisión inter vivos equiparables fueran realizadas de manera sucesiva, a efectos de determinación del porcentaje aplicable, se aplican los criterios de la acumulación de donaciones recogidos en el artículo 30 de la Ley 29/1987, de 18 de diciembre, del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

Si la donación fuese realizada en metálico o en cualquiera de los bienes o derechos previstos en el artículo 12 de la Ley 19/1991, de 6 de junio, del Impuesto sobre el Patrimonio, la deducción solo es aplicable si fuese justificado el origen de los fondos, siempre que además se mencione en el documento público de transmisión en que se formalice.